Músculos

En la mañana preferiría levantarme con un leve ruido que me saque gentilmente del atontamiento y el sueño. No es lo que ocurre con frecuencia. En cambio, me despiertan los músculos haciendo su contracción y relajación natural. Últimamente tienen vida propia.

Alguna vez dibujé el intrincado tejido de los músculos. Una sucesión de ampliaciones de colores y texturas cada vez mas extrañas, desde paquetes de fibras hasta sarcómeros, como muñecas rusas extendiéndose hacia mí.

Qué misterio es eso que nos mueve y nos levanta, que nos hace correr la sangre y nos permite respirar y parpadear, y eriza la piel, y hace vibrar con aire solapas carnosas para producir un Fa sostenido. ¿Como hacen? ¿Cómo hacen para abrir y cerrar tu pupila, darle un beso a alguien que no se lo merece, y cerrarte la garganta cuando la emoción te sobrecoge?

Mágicamente trabajan para ti, en silencio te obedecen la mayoría del tiempo. Responden a tus ordenes mentales, solo con ocasionales quejas cuando el ácido láctico alcanza concentraciones dolorosas.

Son bastante buenos haciéndonos creer que estamos a cargo.

Likes

Some people would like to like your likes. They would even like to be able to like the fact that somebody else liked their likes … and so on, in an infinite regress.

… Hoy no se trata tanto de sobrevivir como de saber vivir. Para eso es necesaria otra forma de conocimiento, un conocimiento comprensivo e íntimo que no nos separe y antes bien nos una personalmente a lo que estudiamos. La incertidumbre del conocimiento [...] se transforma en la clave del entendimiento de un mundo que mas que controlado ha de ser contemplado.

Juventud

“¿Qué mas hace falta sino una especie de obstinación estúpida e insensata como amante y escritor unida a la buena disposición para fracasar una y otra vez?”

Imagen

Luz tras la puerta

Página siguiente »


  • "Debemos convertirnos en el cambio que queremos ver en el mundo"



Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.